miércoles, 13 de abril de 2016

XVIII EDICIÓN DE LAS LXVII MILLAS ROMANAS

En la antigua Roma la milla romana equivalía a la distancia recorrida con mil pasos (en latín: mille passus, plural: milia passuum). Para los romanos, un paso equivalía a dos pasos de los actuales, puesto que consideraban la zancada como ciclo completo: distancia recorrida por uno de los pies después de apoyarse en el pie contrario. A su vez un passus equivalía a cinco pies romanos. La milla romana (milia passum en latín) equivalía a 5.000 pies y a 1.481 metros aproximadamente.
Por lo tanto, echando cuentas, el recorrido sería de unos 100,708 kilómetros.


La prueba la organiza el Club de Senderismo Camino de la Plata y llevan ya 18 ediciones con esta, participé en una de las primeras, entonces andando, con botas de montaña y llegué solamente hasta San Pedro de Mérida.
Parece mentira que estando en casa, nunca haya corrido esta prueba, me he acercado varias veces a la salida y a meta, pero lo que es correr... nunca me animé, quizás por el tipo de recorrido, demasiado plano, y poca montaña.
En esta edición han cambiado sustancialmente el recorrido, con subidas al Castillo de Alange y a la Calderita, primero y después por Cornalvo. Me atraía bastante más, y por ello me decidí a inscribirme.

A.D. Mérida Trail.

Salida a las 21:00 del Viernes, desde un sitio incomparable, El Arco Trajano de Mérida, al principio no me parecía buena hora, pero allí habría que estar. Pequeña siesta, demasiado pequeña y partido de fútbol de Héctor justo antes, con un poco de estrés, corriendo de un  lado para otro antes de la salida, mero me serviría para calentar...
En la Salida reencuentros agradables como siempre, Javi Moreno, David Higueras, Israel y Rulo, Julio... un montón de caras conocidas iba calentando el ambiente.
La salida, controlada hasta la N-630 con risas y bromas, casualmente en cabeza dando la nota los del grupo de Mérida Trail.


Voy encontrándome con más gente y vamos hablando hasta Calamonte, allí están Belén y los críos, con el resto de familia del grupo, animando!! vaya tela, no paro demasiado porque podemos seguir, el mejor acierto, no dejarnos parados allí.
Control de Alange
Me reúno con Gonzalo de la Granja (Vilaraiders) y Darío (Itaca), y hablando vamos hasta Arroyo de San Serván (en el tramo de carretera un coche se nos cruzó a toda pastilla, a menos de 1m... buen susto). Llegamos a Arroyo muy bien y el primer contratiempo, parados 15 minutos. No tenía muchas ganas de comer, y estuve un rato con la familia, que de nuevo vuelven a presentarse allí. Casi todo el pabellón ocupado por los nuestros!!
En la salida de allí empezamos con los despistes, unos por un lado, y otros por otro, un poco más adelante, en la salida del pueblo, otra vez... después alcanzo a Gonzalo (Sipotes) y vamos juntos un buen rato a un ritmo muy bueno hasta Torremejía (donde estuvimos otros 10' parados y aquí si que me quedé frío) y después salida hacia Alange. Desde allí empiezo a darme cuenta que vamos entre los 10-20 primeros, muchos ratos segundo con Gonzalo. Después nos pasan dos chicos a buen ritmo y me uno a ellos, por delante nuestra solo un corredor.
Llegada a la subida al Castillo y la inicio segundo, detrás de mí viene Manu (Montijo) y Darío, creo, que hacen la subida conmigo hasta el castillo, entonces empiezo a bajar un poco más rápido, y cuando entro en el pueblo veo que voy solo. Entro en Alange en segunda posición, justo cuando el primero salía y no me lo podía creer. Iba bien y sabía que tendría que mantener el ritmo, no obsesionarme y valorar dónde estaba para gestionar bien las fuerzas.
Pero la luz roja de referencia del que iba delante la perdía, por detrás veía alguna luz no demasiado lejos, sabía que alguno me alcanzaría, el sueño, seguro se desvanecería y de nuevo volvería a la realidad.
Llego a la Zarza en la misma posición, y apenas consigo ver nadie detrás de mi, sólo a lo lejos, ya bajando del puerto las Hoyas, veo una luz roja
Entro en la Zarza y en el control hay un grupo de chavales que nos reciben con "ahí tus huevos" con el que temblaban las pareces de las silenciosas calles del pueblo a las 2 de la mañana. Me dicen que acaba de salir hace 3 minutos, es una distancia asequible para lo que queda, lo que dudaba es que al final quedaran fuerzas para cogerle, pero nunca me había visto en esta. Quizás me preocupaba más lo que venía detrás.
Con Isra y abajo Rulo. Buena pareja
Cuando salgo de La Zarza le veo cerca, y pronto nos encontramos a un todoterreno viniendo de frente, nos dice que se han equivocado balizando y el camino que llevábamos era incorrecto. Vuelta atrás (a el lo montaron en el coche unos metros... lo que no me pareció mal, ya que no tuvo intención).
Desde ahí, km 53.4 por mi gps, fue una verdadera odisea de constante errores siguiendo el vehículo y/o rectificándonos constantemente.
Pasamos Villagonzalo allí íbamos juntos.
Yo dejé a mi compañero sobre el 55 y desde ahí empecé solo, pero de nuevo constantes errores nos hacía reagruparnos. Ir delante tiene esa pega, que tu te equivocas antes y rectificas después.
Pero definitivamente, cansado, cargué el track tras es último error y haber dado una absurda vuelta de 2 km extra, y entonces empecé a marcar mi ritmo, mucho más constante y vivo, llegando a aventajar a mi compañero en bastante distancia.
Así llego a San Pedro de Mérida, siguiendo el track de mi reloj, sin marcas, sin balizas, hasta que en una plaza veo el coche de nuevo balizando, y me empiezan a rectificar de nuevo el track, e inocentemente, les hice caso, idas y vueltas, calles sin salida... desastroso!! y lo peor es que después de seguir sus indicaciones, ya fuera del pueblo, me parecía que algo fallaba, y les pregunto que dónde está el control, ellos me dicen que en la entrada del pueblo. Después de hacerme recorrer todo el pueblo, me dicen que debo ir para atrás!! reconocen su error, pero niegan llevarme de nuevo al control, "porque si no nos vuelves a coger".
 
Vuelvo al polideportivo, sello, y casi sin comer nada, ni beber, el compañero que venía detrás de mi estaba listo para salir, cuando allí haría perdido cerca de 15min en los más de 2 km extra que hice. Sin motivo, descargo parte de mi rabia en el Pabellón, no en nadie en concreto, pero es de entender que cuando llevas 72km en las piernas (5 más de lo que dice el rutómetro) me pudiera sentir algo molesto, en cualquier caso, ya se lo transmití allí a las chicas del control, y lo repito de nuevo, siento haber entrado enfadado, ellas no tenían culpa...


Salimos juntos, de nuevo, y yo le guiaba el recorrido, como pude cambié las pilas de mi frontal, a oscuras, palpando los polos de cada pila una a una, mi compañero se alejaba y veía que ya sería difícil cogerle de nuevo. Pero un esfuerzo más y llegaría zona conocida. El Parque Natural de Cornalvo.
Javi Moreno. Un súper Ultrero
Allí volvemos a encontrar balizas antes del pantano, pero en un tramo muy corto, hasta que nos encontramos con el coche de nuevo, en una subida por un tramo de sendero y desde entonces, ni una sola hasta el cruce de las Josefinas, ya en Mérida.
Seguíamos el track, excepto en un tramo de unos 500m que me despisté en este caso por mi culpa, lo reconozco.
Vuelta sobre nuestros pies...
Llegamos a una autocaravana, suponemos que será el control, pero está al otro lado de la valla, imagino que habría que abrir la puerta, lo hacemos y empiezan a montar el control. Yo empezaba a tener mucho frío y no quería parar más, le digo a mi acompañante que no paro  porque me empiezan a doler los dedos del fío.
Desde entonces empecé a ir solo, los tramos ya me sonaban bastante y poco después empieza a amanecer, ya los reconocía perfectamente. No había ni una sola marca, y me confié de nuevo, siguiendo caminos que ya había realizado en otra ocasión, pero de nuevo despiste y vuelta atrás, otro km extra... de nuevo error mío por no seguir mirando el reloj.
Desde entonces ya cada cruce empecé a mirarlo constantemente, no admitiría uno más.
Foto de Ángel en Acueducto San Lázaro
Pronto llegaría a Cuatro caños, y un poco más tarde al Callejón del Moro. Empecé a correr lo que las piernas daban de sí, el terreno era favorable, y no veía a nadie detrás.
Entonces fue cuando empecé a plantearme seriamente que podría hacer el mejor tiempo del esta edición si no cometía un error más.
En el tramo de pista hacia Mirandilla traté de no parar de correr, a veces el reloj me marcaba algunos km a 4:40, 4:59 y 5:05 minutos. y sí, empezaba a ponerme nervioso, y empezaba a mirar atrás constantemente.
Al llegar a Mirandilla empecé a acusar ese esfuerzo y aún quedaba la subida a la "Agüina". Ángel estaba en Mirandilla, dando ánimos y apretando, un fuerte abrazo cuando me encuentro con él. Quizás paré más de lo que debía allí, comí alguna naranja una cocacola y salí rumpo a Mérida.
Fue entonces cuando me crucé con otro corredor, este no era el que venía detrás de mi, creo que llegó demasiado rápido y pensé, que si ha seguido el mismo itinerario, venía demasiado rápido y no tardaría en pillarme.
Entrando en Meta
Desde la salida de Mirandilla, no paraba de echar la vista atrás, veíua que no llegaba, que no me alcanzaba, convencido de que lo haría en la subida a la Agüina, porque yo iba fundido. Traté de mantener ritmos constantes entre 5:30 y 6.
Llamé a Belén para decirle que me quedaba poco más de 20 minutos para llegar. No coge el teléfono (le había dicho en principio que llegaría sobre las 11:30).
Miraba atrás pero no le veía, ni si quiera cuando llegué a la parte alta de la Agüina conseguía verle, aún así mantenía los nervios.
Ya sólo quedaba bajar, esta cuesta la conozco. A ritmo de 4:30'/km llego al final donde de nuevo me encuentro a Ángel igual que después en el cruce de Josefinas y Acueducto de San Lázaro. Empujándome porque ya iba "degoñitao" como le dijo a Belén.
Rambla de Mérida, Puerta de la Villa, giro a izquierda, no viene nadie detrás.
Sergio Blanco hizo el segundo mejor tiempo
Empiezo a ver al fondo las paredes del Museo de Arte Romano de Mérida, las primeras terrazas de los bares, pero lo que no veía era el arco.
Pero no me había perdido de nuevo, aparecería justo después, escondido a la izquierda.
 Entré en 12h20'38'', me salieron 107 km. En meta apenas había gente, apenas estaban empezando a montar el avituallamiento, pero la alegría era inmensa.
Poco después llegaba Sergio Blanco, espectacular campeón!
Fui el primero en entrar, no el que ganó, sólo el que hizo, ese día, el menor tiempo. Ganar ganamos todos los que pudimos hacer todo el recorrido completo. 100km +1.806m.
Ya tengo mi Miliario
Agradecido de los ánimos de mis compañeros, de las felicitaciones de tantos amigos y conocidos, de llamadas y mensajes de personas y que demuestran mucho cariño, en especial a Ángel, Marce, Juanfran. A las chicas que estaban en la meta (Paloma, Virginia, Esther y Belén)...
Agradecido a Belén, por su apoyo, no sólo en los momentos de entrenar y coordinarnos con las tareas de casa, si no sobre todo por el apoyo y empuje que durante tantos años lleva ofreciéndome. Este reto, sin dudarlo es tuyo.
 













GALERÍA

LA CARRERA


http://www.caminoplata.com/node/89
Sobre todo, lo que aquí escriba, será una opinión personal, en la que no tienes por qué estar de acuerdo, y que únicamente sirva para mejorar.

El recorrido es espectacular, sobre todo para hacerlo de noche, ya que hay demiasados tramos de pista, que al menos de noche, se hacen bien, al no ver qué te queda delante... Las vistas que se ofrecen en las alturas son espectaculares por la noche, imagino que al conocer la mayoría de las localidades, te impresiona bastante. Además, ¿Cuando te vas a dar la oportunidad de tener estas vistas en otra ocasión?
La prueba, como se ha dicho en muchas ocasiones no es competitiva, y esto condiciona, desde mi punto de vista, varios aspectos que se deberían mejorar, pee a no ser competitiva. También entiendo que se puede carecer de medios personales insuficientes, y la solución sería complicada.
En cualquier caso lo que planteo a continuación no deben tomarse como crítica destructiva, ni como "lo que se debería hacer". si a caso, tenerlo en cuenta. Cada uno es libre de participar o no en esta prueba, y si lo hace debemos aceptar las normas que pongan.
Por un lado, el marcar un ritmo mínimo, creo que no es acertado, al menos para sellar. Planteo la opción de que quien quiera sellar y seguir, lo haga. En cambio me parece bien que los avituallamientos, si no puedes abrirlos hasta una hora determinada, por no tener personal, no se abran. Cada cual que decida si quiere llevar su propia comida en su mochila. Pero estar, en ocasiones parado hasta 15', puede ser peligroso para un participante.
A partir de Torremejía, ya no estuve parado en ningún control más.

Otra cosa importante, y esto si, creo qeue se debe solucionar, ya que es independiente de la competitividad o no, es el marcado del recorrido.
Había tramos que estabn espectacularmente marcados, rozando la perfección absoluta, como la Sierra de Alange, la Calderita y Mérida.
Pero el resto, fue un poco deficiente, y en mi caso inexistente delde el embalse de Cornalvo. Desde La Zarza había un vehículo marcando al mismo tiempo que yo iba avanzando, de hecho, había ocasiones que yo mismo iba diciéndoles por dónde se iba.
Debo decir que llevaba un ritmo medio por encima de 7'/km por lo que estaba dentro de los tiempos que marcaba el rutómetro, o sea, que tenían previsto que el más rápido pasara mucho antes por ahí. Otra historia es que yo me hubiera adelantado al ritmo previsto.
Cambiaría en todos los tramos los tubos fluorescentes por pegatinas reflectantes. Se ven muy bien cuando les da la luz del frontal, son mucho más económicos, por lo que puedes colocar muchos más, y es más difícil que algún gracioso quite todas las pegatinas (a los amigos de lo ajeno les mola más los tubitos).
Otra cosa, la baliza era del GOBEX, y no la blanca y roja, por lo que a veces te creaba cierta confusión. en un par de ocaiones vi blanca roja y dudaba si iba bien o no.
En los tramos urbanos no vi las marcas en el suelo que decía el rutómetro, me hubieran hecho mucha falta en La Zarza, en Villagonzalo y sobre todo en San Pedro. Estoy convencido que a alguno también en Mirandilla. cuando llegué allí no había nada, pero es que yo conocía el recorrido.
Por lo demás toco prácticamente perfecto, los avituallamientos, geniales, un 10, cantidad y calidad, perfecto, enhorabuena. El voluntariado en los mismo, geniales. Una organización muy buena cn esos pequeños erores, que creo que son fáciles de solucionar.
Mi más sicnera enhorabuena y a repetir un año más en el 2017 con mucha fuerza.
Bien por C.S. Camino la Plata.!!!

2 comentarios:

Alberto Sanchez dijo...

Enhorabuena, ya te la di por Facebook y la repito por aquí. Después de tantos líos con la señalización llegar primero y hacer ese tiempo está pero que muy bien.
Yo es el segundo año que participo y tardé algo mas de 16 horas pero ya estoy empezando a pensar en las próximas, ya te pediré consejo para el año que viene intentar tardar algo menos, sin adelantarte, jeje.
Bueno lo dicho, Enhorabuena y espero que coincidamos en alguna carrera.

Javier Garcia dijo...

Gracias Alberto. Llegar en 13 o 20 y tiene la misma importancia. Llegar a la meta es el reto que te habrás planteado y si vas llegado es que lo has conseguido, por lo tanto comparto tu Enhorabuena contigo. Muchas felicidades. Consejos... sólo te puedo decir que las cosas salen solas porque tengan que salir, limitate a disfrutar de cada tramo que te ofrezca cualquier recorrido. Un saludo